Caracas, 13 de julio de 2021 (Las Noticias de Ítalo).-El presidente de la Asamblea Nacional (AN) Jorge Rodríguez presentó este martes pruebas de vinculación de opositores del partido Voluntad Popular con bandas criminales de Caracas y mercenarios colombianos, asegurando que el dirigente Leopoldo López está involucrado en los atentados que están ocurriendo en el sector popular Cota 905.

Anunció que buscan capturar al jefe del despacho del opositor Juan Guaidó, Luis Somaza, y acusó a los dirigentes Emilio Graterón, Hasler Iglesias y Gilber Caro por supuestos planes conspirativos.

“Creyeron que como aquí estaban los noruegos y la misión técnica exploratoria de la Unión Europea (UE) tenían impunidad y mandaban a Freddy Guevara a las reuniones (…) Les digo algo, esta revolución venezolana y las mesas de negociación se cansaron de indultarlo, la próxima vez que lo capturemos olvídese de indultos”, advirtió el jefe del Parlamento.

Durante una rueda de prensa, destacó que Freddy Guevara no está desaparecido, «está preso por planes terroristas y paramilitares contra la República y está vinculado con Leopoldo López en los actos terroristas de la Cota 905»

«Guevara y López se comunicaban a través de Whatsapp donde el prófugo de Salamanca daba instrucciones sobre el financiamiento y dotación de armas para que los antisociales de la banda del Koki pudieran llevar a cabo el plan de desestabilización», refirió.

“Vamos a mostrar las pruebas desde los teléfonos de los involucrados, ellos creen que borrando los mensajes de la plataforma WhatsApp, se borran las evidencias. Le informo Freddy Guevara, que pueden borrar los mensajes las veces que le den la gana, pero hasta con un programita casero se pueden recuperar”, dijo.

Rodríguez expresó que las investigaciones arrojan una evidencia clara de que Freddy Guevara está involucrado en los hechos del 7 de julio por lo que tiene que ir preso, «eso lo decidirá el Ministerio Público (MP)», apuntó.

“Este grupo creyeron que como aquí estaban los noruegos y la misión técnica exploratoria de la Unión Europea (UE), tenían impunidad y mandaban a Freddy Guevara a las reuniones. Es necesario recordar que todas las acciones violentas desde el 4 de agosto de 2018, tienen su epicentro en el gobierno de Iván Duque”, agregó.

Resaltó que Leopoldo López es un homicida no un dirigente político y desde Madrid planificó las acciones terroristas perpetradas en las zonas populares de Caracas “alias Gocho y El Catire eran los contactos de Voluntad Popular en la Cota 905, tenemos mensajes que los involucran en las acciones terroristas perpetradas por las bandas criminales de la Cota 905. Sabemos que Leopoldo López organizó la violencia en los barrios con financiamiento y armas”.

Explicó además que las acciones de las bandas criminales están relacionadas con los mercenarios colombianos debido a que sus actuaciones son típicas de estos, “uno de los principales productos de exportación de Colombia», indicó, además de señalar que las armas utilizadas coincidían.

«El armamento que se le fue incautado a los terroristas, a los delincuentes, fue armamento de guerra, provisto por la Casa de Nariño, por el gobierno colombiano que se alió con estos malandros para empezar a matar gente en los túneles de la Planicie, en la autopista gran Cacique Guaicaipuro, y generar extrema violencia con armamento de guerra», manifestó.

Rodríguez ofreció detalles de la relación que guardan las autoridades del Gobierno de Iván Duque con grupos paramilitares, al proporcionarle a estas organizaciones armamento de alta potencia, utilizados en el despliegue contra un barrio de la capital venezolana.

Rodríguez advirtió que el mandatario colombiano Iván Duque se ha convertido «en una verdadera amenaza» para la paz de la región. Denunció que el paramilitarismo colombiano es una suerte de nueva Escuela de las Américas, y empresas en Estados Unidos contratan a esos efectivos para ir a asesinar en Irak, Venezuela o ahora Haití.

Denuncia plan para atacar con drones en celebración del bicentenario de la Batalla de Carabobo

Rodríguez señaló que se había preparado una operación contra la República Bolivariana de Venezuela en el contexto de la celebración por el bicentenario de la Batalla de Carabobo. «Se articuló con cuatro drones que fueron neutralizados por los dispositivos de seguridad del Estado venezolano», agregó.

Según las declaraciones de Rodríguez, para el 5 de julio se planificaba realizar un ataque contra el presidente Nicolás Maduro durante los actos conmemorativos de la Batalla de Carabobo, pero “ya teníamos información al respecto y pudimos desactivar esos planes”.

También relacionó una empresa con el dirigente de la oposición como Juan Guaidó y el dron que intentó asesinar al presidente Nicolás Maduro en agosto del 2018. Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional, aseveró que el Gobierno de Iván Duque es una amenaza a la paz de Latinoamérica y dijo que esta paz es un “derecho que tenemos los venezolanos, los haitianos y los habitantes de la hermana república de Colombia”.

Reiteró que el gobierno de Venezuela ha presentado pruebas a los medios de comunicación de las acciones violentas que tienen la finalidad de desestabilizar el país. «Nosotros hemos presentado frente a los medios de comunicación que llevan al epicentro en el gobierno de Iván duque y el narcotráfico colombiano, reunidos en una maleta de maldad!”, comentó

“Me pregunto: ¿si se fueran atendido con seriedad estas denuncias no estaría vivo hoy el asesinado presidente de Haití y si no se fuera descartado? (…) Hay una campana para sustituir la verdad del narcotráfico y violencia del que quiere hacerle daño a Venezuela”, dijo el parlamentario.

Con respecto al atentado frustrado contra el presidente Nicolás Maduro en el cual utilizaron dones recalcó que en los próximos días tendrán toda la información sobre el equipo adquirido por los terroristas para el intento de asesinato, y dijo que este año “cuatro drones fueron desactivados por nuestros servicios de inteligencia durante la actividad del 22 de junio en el Campo Carabobo”.

«El embajador de Colombia en EEUU Francisco Santos, confesó el plan criminal. Tenemos pruebas que la empresa de seguridad de Antonio Intriago estuvo involucrada en la operación Gedeón”, refirió.

«Tenemos información que esta empresa de seguridad, acusada del asesinato del presidente de Haití, dirigida por Antonio Itriago, estuvo involucrada en el magnicidio del 4 de agosto de 2018 contra el presidente Maduro», subrayó.

De igual modo, comentó que “mercenarios, paramilitares, terrorismo. Estos elementos, junto a la cocaína, son el principal producto de exportación del Estado colombiano. Tenemos vídeos que prueban planes terroristas preparados para el pasado 5 de julio”.

Mostró un vídeo extraído del móvil de uno de los supuestos delincuentes que operaron en la capital venezolana, en que se aprecian vistas estratégicas de la urbe, entre ellas la Academia Militar y el Paseo de los Próceres, con la idea de atentar contra el presidente Maduro y la dirección de la Revolución Bolivariana.

Rodríguez valoró que los hechos ocurridos en la parroquia La Vega y en la cota 905 manifiestan un patrón típico del modo en que actúan los paramilitares colombianos. Refirió que factores de la  oposición venezolana pretenden articular acciones como estas en otras ciudades, lo cual es investigado por las autoridades.