Mérida bajo la desidia de sus autoridades que no hacen nada para librarla de la maleza

 

 

**A pesar que cuenta con un gobernador, un “protector” de la entidad y un alcalde, “La  Ciudad de los Caballeros” refleja un ambiente desolador que deja muy mal paradas a sus autoridades, aún cuando es la primera ciudad turística del país

Mérida, 31 de mayo de 2021 (Las Noticias de Ítalo).-Resulta poco atractivo y sobre todo se demuestra claramente la desidia de sus autoridades, ver el estado en que se encuentra esta ciudad capital, que está sumida entre la maleza, sin que nadie, hasta ahora, tome la iniciativa para evitar este feo espectáculo, que espanta al turista, sin que las autoridades de este pujante estado hagan algo al respecto.

Tuvimos la oportunidad de pernoctar 5 días seguidos en esta importante capital andina, no obstante en los recorridos que hicimos por sus diferentes avenidas pudimos notar que “tigres y elefantes” se pueden esconder fácilmente en la maleza, que cubre estas importantes arterias viales.

La avenida Urdaneta, por ejemplo, que es donde está ubicada la alcaldía mayor de Mérida, está cubierta de monte, por distintas partes. Las aceras a duras penas se aprecian en algunos sectores cuando se baja hacia el aeropuerto.

Algunos comercios y casas se ven también en la necesidad de dejar la basura en medio de las islas de las avenidas, porque el aseo urbano se tarda en recogerla, no obstante algunas personas consultadas reconocen que este servicio ha mejorado mucho en los últimos meses.

Lo que es inconcebible es que Mérida cuenta con un gobernador, por cierto opositor, pero también cuenta con el “protector del pueblo”, aliado del gobierno revolucionario, y con un alcalde chavista, pero por lo visto ninguno se preocupa por mantener a Mérida pulcra y limpia,  para que siga siendo orgullo de propios y extraños, que les gusta disfrutar del turismo que esta hermosa ciudad ofrece.

Por necesidad sentida fuimos al primer hospital de Mérida. Su estacionamiento es todo un desastre. Las áreas verdes igualmente están llenas de maleza, y su organización al parecer la dirige un loco de carretera.

Es evidente que con la llegada de las lluvias se corre el riesgo que Mérida se constituya, ante la maleza que la rodea, en una ciudad  apropiada para la cría de larvas y zancudo, que pueden generar entre su población enfermedades como el dengue y el paludismo, como si con la Covid-19, ya no fuera suficiente.

Igualmente se pudo apreciar que varias avenidas están carentes de alumbrado público, como ocurre en la avenida Urdaneta, a la altura de Pedeval, aun cuando otros estados están abocados a recuperar, precisamente, este importante servicio público, como lo ha dispuesto el presidente Nicolás Maduro.

Por cierto, Santo Domingo, ese pueblo bello que se encuentra en la vía que conduce a Mérida, antes de llegar al páramo Mucuchíes, se mantuvo hasta este domingo, durante 15 días, en cuarentena radical y extrema, debido a los múltiples casos de la Covid-19 que se han detectado en este pintoresca  población.

Vale destacar que los resultados que se ofrecen de los casos de Covid-19  que se detectan en Mérida, al parecer no concuerdan con la realidad que se vive en esta pujante región.

La escasez de gasolina y de gas oil es quizás también el problema más serio que registra Mérida, sobre todo porque afecta a los turistas que desean visitarla, así como al sector productivo del agro, que no haya cómo transportar sus productos para el resto del país.

Sigue nuestras redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *