Ante la caÍda estrepitosa de Trump la oposición ataca desesperadamente Por: Italo Urdaneta

Ante la caÍda estrepitosa de Trump la oposición ataca desesperadamente Por: Italo Urdaneta

0 Por
Tal cual como hemos titulado a esta nueva entrega, hemos visto en los últimos días como la oposición venezolana, sobre todo la extremista, con el apoyo de voceros de otras naciones, han emprendido una campaña feroz en contra del gobierno legitimo del presidente Nicolas Maduro, siempre con la idea de derrocarlo y ver el triste final de la revolución bolivariana.
Esta campaña de veladas acusaciones y epítetos parten, con más fuerza y ahinco desde el mismo momento que el presidente Donald Trump perdió las elecciones en Estados Unidos, el pasado 3 de noviembre.
No cabe duda que los grupos opositores que apoyan al autonombrado presidente Juan Guaidó, cayeron en el desespero, pues ven que las oportunidades que tenían de dar con el traste del actual gobierno, que dirige el presidente Maduro, se les escapan de las manos, ante la caída estrepitosa que acaba de tener Trump, una vez que le ganó la contienda electoral el demócrata Joe Biden.
Así pues que a través de las redes sociales vemos continuamente mensajes mediáticos y otros de contenido directo, pretendiendo hacer ver que el gobierno venezolano se rige bajo los preceptos de una feroz dictadura, cuando, incluso, en el país, se ofende a sus anchas la figura del Presidente, trastocando, incluso, a sus familiares directos y acompañantes de gabinete.
Revisando una buena parte de estos mensajes nos encontramos con los siguientes: Tamara Suju, abogada y defensora de Derechos Humanos: «oficiales iraníes forman militares venezolanos para controlar a la sociedad».
No cabe duda que Suju no ha leído nunca el propósito de la Escuela de las Américas que ha servido, por muchas décadas, de madriguera para los militares de Latinoamérica que son captados por el imperio para adoctrinarlos en contra de cualquier vestigio que surja en sus países en apoyo a la izquierda.
Provea, por su parte, exige al PNUD pedir la liberación de los integrantes de la ONG Azul Positivo, que estaban recibiendo dinero del exterior, según se informó, desde Inglaterra, para conspirar.
También vemos que Juan Guaidó mantiene constantes denuncias, por demás amañadas, en contra del presidente Maduro. Una de las últimas revela que el jefe de Estado no permite la entrada del Programa Alimentario de la ONU a Venezuela, que se sabe, de antemano, que viene acompañado por toda una tropa de marines, armados hasta los dientes, con el deseo de llegar al territorio para intentar derrocar al gobierno.
El gremio de periodista, al cual pertenecemos, no se queda atrás. El CNP ha dicho que en el 2020 se registraron 355 ataques a periodistas y Medios de Comunicación Social. Desde luego nuestro flamante secretario general no dice nada de las conspiraciones que a través de muchos de estos medios, desde hace años atrás, se han venido fraguando a favor de un golpe de Estado.
También el CNP no reconoce como muchos colegas, entre ellos unos cuantos desde el exterior, vienen participando descaradamente para coadyuvar al derrocamiento del actual gobierno, y por ende de la revolución bolivariana. Uno de estos periodistas, incluso, se le encontró en el portamaletas de su vehículo, un fusil de asalto y un maletín repleto de dólares para ser utilizados a favor de los guarimberos que operan en Caracas.
Como queriendo meter miedo, también el falso embajador de EE.UU en Venezuela, James Story, quien opera desde Colombia, a manera de amedrentamiento ha dicho que el imperio tiene como responder al chavismo si Guaidó es detenido.
Es decir, según el criterio de este falso embajador, EE.UU es quien decide quién merece o no que en Venezuela sea detenido, a pesar, que en el caso de Guaidó, sobran argumentos legales para que sea procesado por enriquecimiento ilícito y por traición a la Patria.
También vimos que la oficina de Michel Bachelet, quien coordina la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la ONU, pide a las autoridades venezolanas cesar acoso contra ONGs y medios. Con este pedimento, tal como fue descrito antes, caemos en lo mismo.
Otro anuncio hecho en las redes, como si fuese una denuncia, hacer ver que un tribunal priva de libertad a empleados de Azul Positivo. Conspiran y se financian desde el exterior, pero pretenden que sean intocables, fijamos posición.
Ante lo dicho por Alejandro Grisanti se montó el siguiente texto. «El gobierno de Maduro acude al pragmatismo porque tiene «el agua al cuello».
Monseñor Basabe, a nombre de la Iglesia Católica, exigió igualmente al régimen no mentir con las cifras del Covid-19. Pareciera ser que este falso sacerdote le gustaría más bien que el número de enfermos y fallecidos, por causa del Covid-19, fueran mucho mayor.
Nunca a este Obispo se le ha oído expresar palabras de aliento, de reconciliación, que permitan el reencuentro entre todos los venezolanos. Utiliza a la Iglesia, a los Santos, para promover sus dardos envenenados, en contra de una mayoría que decidió elegir al gobierno que representa el presidente Maduro.
El secretario general de la OEA, Luis Almagro, no podía quedarse atrás, incluso es el primero que enarbola la bandera de la conspiración, a nivel internacional, en contra de la revolución bolivariana, junto al senador repúblicano, de EE.UU, Marco Rubio. En concreto, este nefasto personaje, le exige a la Comisión Interamericana Penal (CIP) «que es hora que actúe por lo que sucede en Venezuela».
Almagro, en otro mensaje, dice que «la extradición de Alex Saab es clave para disolver al régimen de Maduro».
Otros memes anuncian que EE.UU sanciona a Rusia, China, Cuba y Venezuela, todos con gobiernos sociales, para impedir que accedan a tecnología estadounidense.
La ONU, que respira al igual que la OEA, aunque menos, a favor de los intereses de EE.UU, no podía quedarse atrás. Ha dicho que condena los ataques de Maduro contra la libertad de prensa y la sociedad civil.
Cómo se ve que la ONU no lee los mensajes que a diario le dirige la oposición extremista al presidente Maduro, mentándole la madre, incluso, con descaro y sin consideración.
Cabo Verde, bailando la misma danza, a favor de los EE.UU, ha dicho que no reconoce al presidente Maduro y consideran a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela. Así pues, aquí está una verdad plena e irrefutable.
::::////::::
Sigue nuestras redes sociales