Decenas de muertos durante la tregua que nunca existió entre Armenia y Azerbaiyán

Decenas de muertos durante la tregua que nunca existió entre Armenia y Azerbaiyán

0 Por

La tregua «humanitaria» que entró el vigor el sábado al mediodía en Nagorno Karabaj, tras el acuerdo alcanzado en Moscú por los ministros de Exteriores de Armenia y Azerbaiyán, Zograb Mnatsakanián y Ceyhún Bairámov, bajo la mediación de Rusia, no se está cumpliendo.

Las dos partes se acusan mutuamente de violar el alto el fuego mientras el jefe de la Diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, que acompañó en las negociaciones a Mnatsakanián y Bairámov, pidió ayer seriedad y ha vuelto a presionar para que cesen las hostilidades.

El Ministerio de Defensa azerbaiyano ha acusado a Armenia de atacar la ciudad de Guiandzhá, la segunda más importante de Azerbaiyán, con un misil balístico «Elbrus». En un principio fue confundido con un cohete «Tochka-U», más pequeño y de menor alcance. Bakú sostiene que el misil ha causado muertos y heridos.

La fuente castrense asegura que, desde que comenzó el actual conflicto el pasado 27 de septiembre, solamente en Guiandzhá han muerto nueve civiles y 34 resultaron heridos. En conjunto, hay 41 civiles azerbaiyanos muertos y 205 heridos, según datos de la Fiscalía General de Azerbaiyán. Bakú informa además de que los armenios dispararon ayer misiles y obuses también contra Terter y Agdam.

Pero en Ereván y Nagorno Karabaj niegan haber bombardeado Guiandzhá y culpabilizan al Ejército azerbaiyano de haber lanzado ataques contra varias localidades del disputado enclave, Hadrut, entre ellas, en donde han denunciado la muerte de dos civiles. Y eso que, según Azerbaiyán, Hadrut lleva días en manos de su Ejército.

El actual estallido de violencia ha causado ya entre los civiles karabajíes 25 muertos y 102 heridos. En cuanto a las bajas militares, las autoridades de Nagorno Karabaj añadieron ayer 51 nuevas muertes entre la tropa, lo que eleva ya el total a más de 480 combatientes. Bakú hasta el momento no ha facilitado datos sobre las bajas en las Fuerzas Armadas azerbaiyanas.

Nuevo encuentro
En un encuentro que Rusia afirma haber planeado de antes del comienzo de las hostilidades, Lavrov volvió a recibir ayer en Moscú a su homólogo armenio, al que comunicó que la tregua «no se está implementando plenamente (…) esperamos que las decisiones adoptadas se apliquen estrictamente por ambas partes». A lo que Mnatsakanián respondió diciendo que es Azerbaiyán el que viola el alto el fuego y pidió «un mecanismo de verificación que permita garantizar su cumplimiento».

Durante la rueda de prensa que ambos ministros ofrecieron al final de las conversaciones, Lavrov dijo que Turquía apoya el alto el fuego. «He hablado con el canciller turco, Mevlut Cavusoglu, le informé del acuerdo alcanzado sobre la tregua y me confirmó el apoyo de su país al documento suscrito en Moscú».

Sigue nuestras redes sociales